Cinco razones para visitar el Museo de Historia Natural de Londres

Una visita al Museo de Historia Natural de Londres es una de las mejores opciones en la capital británica para volver a sentirte como un niño si vas solo, así como de entretener a los más pequeños si acudes en familia. Se trata de no de los museos más visitados de Londres y supone de un amplio recorrido a través del planeta que voy a resumir en cinco de las características que más me llamaron la atención en mi visita.

1. Una entrada espectacular

Nada más entrar en el edificio una gran escalera mecánica te invita a adentrarte en el centro de la Tierra. Esta tarjeta de presentación te da una idea de lo que te espera en el resto del Museo: una mezcla perfecta de didáctica y diversión. Por esta y otras razones, el Natural History Museum ha sido uno de los diez lugares del Reino Unido más geolocalizados en redes sociales durante 2014.

La entrada al Museo es un auténtico viaje al centro de la Tierra.
La entrada al Museo es un auténtico viaje al centro de la Tierra.

2. Los esqueletos de dinosaurios y animales prehistóricos

Cada vez que entro en este tipo de museos mi principal objetivo es buscar la sala de los dinosaurios, unos animales que me fascinan desde que era niño. En este caso, el Natural History Museum cuenta con una gran colección en una sala especial para la que hay que sacar una entrada (el resto de la visita es gratuita), si bien es cierto que en el hall principal se pueden ver algunos ejemplares de grandes dimensiones.

FullSizeRender 5
Esqueletos de grandes animales extintos pueden verse en varios puntos del edifico.

 En este sentido, una de las principales novedades que se pueden ver desde el pasado diciembre, es el esqueleto de estegosaurio más completo de los encontrados hasta ahora.

3. La sala de grandes mamíferos

Un gran espacio dominado por una ballena azul nos muestra la fisionomía de los animales más grandes del planeta y sus impresionantes esqueletos que flotan en el aire como nadando en el océano.

FullSizeRender 3
La sala se puede observar desde varios niveles del edificio.

 

4. Los ‘animatronics’ de la sala de los insectos

Y de los animales más grandes pasamos a los más pequeños. La sala de los insectos aumenta algunos de los ‘bichos’ más populares hasta dimensiones que casi te hacen sentir en la película ‘Cariño he encogido a los niños’. En este sentido, si eres aprensivo lo mejor es no acercarse demasiado a ‘animatronics’ como el escorpión que se mueven de una forma muy realista y amenazante.

FullSizeRender 4
Cuidado que pica!.

5. El simulacro de terremoto japonés

 La Sala de la Tierra en el Natural History Museum expone una detallada exposición de cómo y por qué se producen los terremotos, pero lo más interesante es la posibilidad de vivir un ejemplo en tus propias carnes. Al final del recorrido puedes entrar en una reproducción de un típico supermercado japonés el que cada pocos minutos se produce un seísmo. Es de baja intensidad, pero mejor agarrarse a alguna de las estanterías de teriyaki.

FullSizeRender 7
Un supermercado japonés con muchos temblores.

Para más información sobre Natural History Museum de Londres, podéis acudir a su interesante página WEB.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s